Recomendaciones para poner a punto tu cerradura

Al transcurrir el tiempo, las condiciones meteorológicas influyen en el deterioro de las cerraduras de seguridad de las propiedades, tales como: las puertas de acceso de entrada y salida, garajes y ventanas. Es por ello que al pasar los años la apariencia cambia de nuevo a desgastado, aunque internamente pueden seguir funcionando con normalidad por la calidad certificada que poseen con respecto de los puntos calientes de acceso a la propiedad. Cuando se presentan inconvenientes por el desgaste por fricción de meter y sacar las llaves al perder el engrase, solemos acudir al cerrajero profesional de confianza, quien tiene conocimiento sobre la limpieza y el mantenimiento de las cerraduras para preservar con mayor duración el buen aspecto de las mismas.

Por ello, hoy te mencionamos maravillosas recomendaciones para el mantenimiento de las cerraduras de seguridad:

  1. Si decides pintar la cerradura de seguridad, es preciso que busques orientación con respecto al color, que sea igual o lo más parecido al color original para que el resultado que obtengas al secarse la misma cumpla con lo deseado. Al momento de pintar las cerraduras se debe tener cuidado con las pinceladas para no arruinar sus funciones internas. Hay que evitar pintar capas sobre capas para que las cerraduras puedan abrir y cerrar sin inconvenientes.
  2. Un gran aliado en la limpieza de las cerraduras de seguridad es el grafito en polvo, un mineral negro y lustroso formado por carbono cristalizado, el cual se utiliza para ceder en el endurecimiento de las mismas. Es un lubricante sólido empleado en bisagras, engranajes y ejes. Se adhiere al interior de las cerraduras.
  3. Dependiendo de los materiales que conforman las cerraduras, si son materiales como el bronce o el latón obligatoriamente debes usar productos específicos, entre ellos: la parafina y la vaselina. Hay que seguir las instrucciones taxativamente, por ejemplo, abrir el producto, agitarlo, aplicarlo con una toalla y esperar que seque, ya que éstos metales son delicados y sin un uso correcto tienden a mancharse y deteriorarse.
  4. Si las llaves no entran o no giran dentro del bombín o el cilindro de la cerradura, puedes dejar de lado la idea de limpiar la cerradura y sustituir el mismo, de esta forma también continúas manteniendo la seguridad en tu propiedad.

Sin embargo, aconsejamos primeramente recurrir a la ayuda los cerrajeros profesionales para el mantenimiento de las cerraduras de seguridad y la aplicación de los productos que sirven de instrumentos para la limpieza de las mismas ya que con ayuda especializada evitamos cometer errores en materia de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *